Yoga: cambios en el cuerpo

Vivimos en un mundo cada vez más exigente y acelerado. La tecnología se ha sumergido completamente en nuestra cotidianidad y no hay nada que podamos hacer para evitarlo. La tecnología ayuda al hombre a obtener mejores resultados pero también explota y exprime sus capacidades al máximo.  Resulta casi inevitable que nuestro estilo de vida se base en la inmediatez, la impaciencia y la eficiencia. Esto nos genera mucho estrés que, al acumular y no canalizarlo correctamente, puede causar que nos enfermemos.

Hoy más que nunca debemos mantener la calma.

Las técnicas de yoga y meditación nos ayudan a tener una vida equilibrada, saludable y de bienestar.

La salud mental hace posible que materialicemos nuestro potencial, superemos el estrés y trabajemos de forma productiva. El equilibrio entre mente, cuerpo y alma nos permite tener una vida llena de paz y sin sufrimiento.

El yoga y la meditación son consideradas prácticas de medicina alternativa.

Promover la medicina alternativa no significa dejar de lado la medicina tradicional. Son complementarias. Pero lo que nos sucede muchas veces es que buscamos una solución fuera de nosotros, cuando la raíz del problema y la única posibilidad de sanación se encuentra dentro nuestro. Si tenemos algún problema de salud, ya sea físico o mental, es bueno comenzar mirando para adentro y escuchándonos a nosotros mismos.

Además, debemos probar diferentes alternativas para saber qué es lo que más nos ayuda a estar mejor.

En mi opinión, lo mejor del yoga y la meditación es que no requieren de NADA material para poder realizarse. Cualquier persona puede practicar en todo momento y lugar. Por lo tanto, no dependemos de nada externo para poder sanar.

Como todo, los beneficios de la práctica del yoga y la meditación pueden reconocerse desde la primera clase, pero solo manteniendo determinada constancia y disciplina podremos presenciar cambios significativos en nuestra vida. Sin embargo, cada persona va armando su propio camino en la práctica y es así como va presenciando mejoras en formas y tiempos diferentes. Sin embargo, un orden lógico en relación a los avances y beneficios que se van gozando desde que se comienza el yoga y la meditación puede ser el siguiente.

Después de la primera clase:

Baja el nivel de estrés

Aumenta la flexibilidad

Fortalece y, a la vez, relaja músculos contracturados (vas a descubrir músculos que no sabías que tenías!)

Elimina dolores de cabeza

Después de meses de práctica:

Se aprende a respirar de manera abdominal/diafragmática, lo que equilibra el sistema nervioso, ayuda a relajarse y poder dormir mejor! Soluciona el insomnio

Menor presión sanguínea

Mejora la capacidad pulmonar

Reducción de dolores crónicos como el dolor de espalda

Menores niveles de azúcar en sangre

Mejora el equilibrio

Después de un año de práctica:

Peso saludable

Menor probabilidad de enfermarse

Huesos más fuertes

Flexibilidad

Bienestar general y paz mental

Deja un comentario

Close Menu