Por que tengo que dejar la carne?

Estas son las 6 razones por las que deberías cambiar tu alimentación

  • Nuestra supervivencia, realmente depende del sufrimiento de otros? Comer carne al fin y al cabo es ingerir cuerpos de seres que fueron asesinados por nosotros mismos, los seres humanos.
  • Somos parte de la violencia. Al comer carne, promovemos violencia ya que los procesos que tienen que pasar los animales para nuestro consumo incluyen: el hacinamiento, la reproducción masiva, la crueldad y la aniquilación de variadas formas.
  • Nuestro sistema de valores es incoherente. ¿Por qué cuidamos y amamos solamente a determinados animales? Hay un sistema de valoración de los animales que hemos definido y hoy podemos abrir los ojos, cuestionarnos por qué matar a un cerdo es correcto pero matar a un perro no.
  • Todos los nutrientes que nuestros cuerpos necesitan pueden provenir de las plantas. Ningún elemento proveniente del animal es esencial para nuestra supervivencia e irremplazable.
  • A través de nuestra alimentación, nuestro cuerpo puede sanar. Pero sólo si esta viene de lo bueno, natural y nutritivo, no de lo violento, arbitrario y dominante.
  • La ganadería es el principal destructor de nuestra atmósfera. Si queremos cuidar el medioambiente, debemos saber que comiendo carne estamos generando un gran impacto negativo.

Algunos datos para sustentar estas ideas:

  • La agricultura animal, es decir, la producción de granos para la alimentación de los animales, causa el 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que supera el efecto de todos los medios de transporte juntos.
  • La ganadería y sus derivados son responsables del 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • El metano (principal gas que emiten las vacas en su digestion) tiene una influencia en el calentamiento global 86 veces mayor al del dióxido de carbono.
  • Aun eliminando toda emisión producida por combustibles fósiles, excederíamos el limite de 565 gigatoneladas de CO2 que nuestro planeta puede soportar para mantenerse estable, en 2030 solo por criarlos.
  • Una dieta basada en plantas requiere solo 1/3 de la tierra que se usa para proveer carne y lácteos. Esto demuestra que el sistema de producción de alimento actual es muy ineficiente.

El hambre y la desnutrición mundial podrían ser atenuados si las tierras, en vez de malgastarlas para criar animales y cultivar sus alimentos, fueran utilizadas para producir granos y alimento para la población mundial, a un menor precio que el de la carne.

Deja un comentario

Close Menu
×
×

Cart